jump to navigation

Colaborando con la comunidad mayo 3, 2010

Posted by kurtlewin in Intervención social y comunitaria, Investigación, Preparación comunitaria, Profesorado Visitante.
trackback

La profesora Yolanda Suárez-Balcázar participó en el programa de doctorado “la intervención social con la comunidad” con una sesión sobre las estrategias de colaboración con la comunidad. A continuación presentamos los contenidos de la charla, según el resumen del doctorando Ignacio Ramos Vidal:

La profesora Yolanda Suárez-Balcazar realizó una exposición en la que primó un tono distendido, poniendo el acento en el hecho de que el quehacer de la Psicología Comunitaria en la actualidad, ha de venir definido por su potencial para identificar y resolver los problemas que aquejan a la sociedad.

Al mismo tiempo señaló las dificultades que entraña el trabajar con las comunidades, entendidas como entes dinámicos en permanente transformación. Uno de los aspectos más relevantes de su intervención, se basó en exponer las dificultades que conlleva la investigación comunitaria, en comparación con la investigación tradicional en laboratorios, donde los investigadores pueden controlar un mayor número de factores y variables tanto de la muestra seleccionada como del contexto, algo que en el caso de la investigación centrada en la comunidad resulta más dificultoso.

Al inicio de la presentación, la profesora realizó una breve introducción de los modelos teórico-prácticos que vienen aplicando desde hace más de dos décadas:

En primer lugar hizo referencia a la Psicología de la Liberación como corriente teórica que enfatiza la necesidad de cambiar el prisma desde el que se observan los problemas comunitarios. En lugar de definir los problemas de la comunidad desde la óptica de los opresores, es necesario identificar los problemas de aquellos a los que el sistema oprime. Para ello esta corriente propone que sean los propios grupos oprimidos y las minorías excluidas los que definan cuáles son sus necesidades, lo cuál implica crear las condiciones óptimas para que participen desde el inicio del diagnóstico de necesidades.

En segundo lugar hizo referencia a la investigación-acción-participativa (IAP) dado que este sistema también permite involucrar a la propia comunidad en los procesos de intervención y al mismo tiempo supone una forma de unir teoría y práctica mejorando los resultados de las intervenciones. Siguiendo con este modelo la profesora revisó el concepto de empoderamiento (empowerment) señalando su gran importancia debido a que se refiere al modo en que la propia comunidad toma el control sobre sus propias vidas y sobre las intervenciones que les afectan, permitiéndole a sus miembros finalmente reducir su dependencia de agentes externos y reducir la incertidumbre sobre el entorno con los beneficios positivos que esto comporta.

Uno de los elementos más interesantes de la presentación fue la exposición del modelo Community Based Practice Research (CBPR) que vienen desarrollando en la Universidad de Chicago (Illinois). Este modelo pone de relieve la importancia de conocer la naturaleza de la comunidad, la necesidad de preparar la toma de contacto con los agentes comunitarios, de familiarizarse con la comunidad y al mismo tiempo que la comunidad se familiarice con los investigadores. Para ilustrar este enfoque describió la aplicación que han realizado de esta metodología con distintas minorías étnicas de origen hispano en Chicago. Este proceso de conocimiento y acercamiento mutuo es la clave para acceder a la comunidad y conocer sus entresijos. Entre otros aspectos señaló la necesidad de que los investigadores desciendan de las atalayas en las que a veces se sitúan y se adapten al ritmo de la comunidad, obviando la utilización de tecnicismos y renunciando a la posición de poseedores del conocimiento (que ofrece tanta seguridad pero que al mismo tiempo limita el verdadero acceso a la realidad comunitaria), puesto que estas conductas establecen una relación de poder marcada por la asimetría.

Finalmente a lo largo de toda la exposición se palpó el interés por la promoción de una transferencia equitativa del conocimiento y de los resultados creados entre la comunidad y los investigadores. Según Suárez-Balcazar, esa transferencia del conocimiento y un adecuado apoyo y asesoramiento a la comunidad a lo largo del tiempo, es el factor que posibilita que la comunidad siga abriendo sus puertas a los investigadores y a los centros de conocimiento para la ejecución de proyectos conjuntos y para la formación de futuras coaliciones.

En resumen una lección que se puede extraer de su exposición, es la necesidad de “cuidar” y “trabajar” la relación con la comunidad a lo largo del tiempo, no hacer un uso instrumental de ésta, sino hacerla partícipe de los resultados, de lo contrario es probable que los investigadores estén impidiendo el desarrollo de futuras colaboraciones.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: